OKR. Metodología de gestión

okr

Compartir

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email

Para establecer un SGC dentro de la organización de manera eficiente es necesario que la misma cuente con un liderazgo que tenga claridad sobre los objetivos y metas, así como también que se realice una correcta evaluación de desempeño. El conocimiento e implementación de los OKR puede dar un impulso favorable a toda organización.

La metodología OKR, según sus siglas en ingles Objectives and Key Results (Objetivos y Resultados Clave), es definido por uno de sus más grandes propulsores John Doerr como un  protocolo de colaboración para establecer objetivos en empresas, equipos e individuos.  

Se trata de una metodología de trabajo basada en la definición de un número limitado de resultados, claros y medibles, y su plan de ejecución, enfocados en el crecimiento de los resultados de una empresa, que ayuda a asegurar que todos los esfuerzos a lo largo y ancho de una compañía se enfoquen en los mismos puntos clave.

Inicialmente este modelo fue desarrollado por el CEO de INTEL Andrew Grove en 1968, pero no fue hasta 1999 cuando es presentado por John Doerr como una herramienta de gestión a un grupo de 30 empleados en una pequeña empresa de tecnología, que hoy en día conocemos como Google.

Además de INTEL y Google, grandes empresas de renombre internacional, han optado por la implementación de  OKR hoy en día con excelentes resultados, entre ellas Twitter, youtube, Samsung, Amazon, LinkedIn, Uber.

Diferencia entre los OKR y los KPI

Los OKR se pueden confundir con los KPI (Key Performance Indicator), ya que uno de los principales valores que promueve es la importancia de medir para poder saber si realmente estamos logrando lo que nos proponemos. Sin embargo, se diferencia en diferentes aspectos: 

OKR:
– Plantea objetivos y resultados claves para resolver problemas, mejorar procesos e impulsar la innovación.
– Busca la innovación, persigue objetivos ambiciosos.
– Cambian cada ciclo. Recomendable establecerlos trimestralmente.
– Son participativos, impulsan una estructura más horizontal.
– Puede acompañarlo un KPI

KPI
– Indicadores que permiten medir el desempeño de personas, procesos y programas.
– Plantea objetivos en relación a procesos existentes
– Su definición puede permanecer sin alteraciones meses o años.
– Definidos usualmente por la gerencia. 
– Estructura Vertical.

Aporte al sistema de gestión

La norma ISO9001: 2015, no hace referencia específica a los OKR pero si nos habla en uno de los principios de la gestión de calidad es el liderazgo y de la necesidad de la evaluación de desempeño. 

 “Los líderes establecen la unidad de propósito y la orientación de la organización. Ellos deberían crear y mantener un ambiente interno, en el cual el personal pueda llegar a involucrarse totalmente en el logro de los objetivos de la organización”.

Compartir

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin